Movimiento orgánico e inteligencia corporal

En las sesiones se quiere familiarizar a las personas con su cuerpo y mejorar su capacidad de movimiento, entendiéndola como una forma de moverse fluida, orgánica y eficiente, evitando el sobreesfuerzo para así evitar la aparición de tensión.

 

El trabajo se llevará a cabo a través de ejercicios que desarrollarán la inteligencia corporal y mejorarán el control de la postura y el rango de opciones de movimiento de la persona...se trabajarán también capacidades como la elasticidad, la flexibilidad articular, el equilibrio, la fuerza y la coordinación.

 

Desarrollaremos las sesiones con concentración y escucha activa de lo que se está realizando, buscando la relajación y la evasión del pensamiento.

 

Se trata además de un proceso de aprendizaje en el que descubriremos un nuevo lenguaje, una nueva forma de comunicar, de relacionarnos y de disfrutar.

 

El desarrollo de la inteligencia corporal permitirá obtener, de manera eficiente, el máximo potencial de cada uno. Repercutirá positivamente en todos los aspectos de nuestra vida, aumentando nuestro conocimiento sobre nosotros mismos y sobre los demás, lo que nos permitirá desenvolvernos mejor, evitar tensiones y prevenir lesiones.